Una llamada perdida

No es mi costumbre escribir los fines de semana, pero solo quería contarles que vengo del cine de ver “Una llamada perdida”, que realmente fué “Doscientos pesos perdidos” (fuí con mi novia).

No se la recomiendo a nadie, a no ser que quieras desperdiciar 200 mangos, no la veas, demasiada pelotudez junta en dos hora…

Te lo advertí!