Prevenir el stress diario va en cada uno

 Hoy leí un artículo en sobre el stress y lo malo que es para la salud. Este artículo se basaba en un estudio del Departamento de Psicología de la Universidad de Pittsburgh (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22474371)

Básicamente, lo que comprueba este estudio, es que aquellas personas que sufren de stress todos los días, y que no tienen oportunidad de escapar, relajarse o recargarse, tienen una mayor tendencia a enfermar y a sufrir problemas mas graves que los comunes del stress (dolores musculares, de cabeza, insomnio, etc).

Esto no es gran novedad para nadie hoy día, pero no viene mal recordarlo cada tanto, sobre todo quienes viven bajo condiciones constantes de stress, que pueden darse por diversos motivos, familiares, académicos, laborales, personales, etc.

Algunas cosas recomendables para reducir el stress causado en la vida diaria, son:

1 – Dejar de preocuparte por cosas que no tienen nada que ver con vos. Ej: Si un amigo lo rajaron del laburo porque faltaba siempre, es su problema no el tuyo.

2 – En cuanto a las cosas que si te competen, deja de preocuparte tanto por ellas. Hasta ahora todo ha tenido solución, ¿por que este nuevo problema no la va a tener?. Eso que parece tan urgente puede esperar, si fuera urgente estaría hecho. Deja de preocuparte por que va a pasar mañana, ocupate de hoy, y mañana ocupate de mañana.

3 – Tomate tiempo para vos mismo, aunque sea una vez cada 15 días, y que sea un día para hacer lo que quieras, eso significa, que es un día sin celular, sin mail, etc. Nadie te puede llamar para llevarte un problema, ese día es para hacer lo que mas quieras, pero para vos, no para los demás.

4 – Quitarte los problemas de encima. Esto quiere decir que, en la mayoría de los casos, la vida es tan complicada porque vos te la haces complicada. Si no aguantas dar 5 exámenes en el semestre, cursa menos materias, si no te gusta tu trabajo, trata de cambiarlo, si tu mujer/marido te complica la vida, dejalo/a.

5 – Encontrá algo para hacer que disfrutes, a diario. Comprate ese libro que te gusta y dedicale 20 minutos por día, salí a correr o a jugar fútbol con amigos, lo que quieras, pero date ese tiempo todos los días.