Macbook pro SSD + RAM upgrade

Hace un tiempo tenia en mente hacer un upgrade a mi Macbook pro, ya con 2 años de uso, sin formateos, se hacía sentir un poco la baja de performance. La maquina es modelo Mid 2010, con un Dual Core 4 GB de RAM y chipset nVidia.

Normalmente trabajo con varios escritorios, uno lo uso para internet, ahi tengo Twitter, Facebook, Adium y iTunes, en otro escritorio tengo lo que es de trabajo, Eclipse, SVN, Terminal, VPN, Mail, etc, y un tercero para todo lo que quiero tener abierto pero prefiero que no moleste.

Viendo los precios de las nuevas MBP, y teniendo en cuenta que mi mayor problema viene por la cantidad de apps abiertas, pense como primera opción aumentar la memoria RAM, de 4 a 8 GB.

Eso va a ser una buena solución a ese problema, ducplicar la memoria no es poca cosa, y a eso sumado que desde el ultimo upgrade a Mountain Lion la performance mejoró mucho.

Pero otro problema que también estaba experimentando es el clásico problema de la “beach ball”, o “pizza muzzarella” que  es la ruedita que gira (simil al reloj de Windows para los windowseros) y eso me estaba trancando la maquina.

Viendo videos en internet y leyendo muchos foros (tambien consultando a amigos expertos en esto) se me pone en mente comprar un SSD, buscando mas información me entero que mi maquina soporta hasta SATA II, por lo que los nuevos SATA 3 a 6GB iban a funcionar a solo 3GB. Esto por un lado era malo, pero viendo los precios la direfencia era abismal.

El benchmark de mi disco actual es el siguiente:

Como se ve en la imagen, unos 20 MB de lectura y 36 MB de escritura para los tests seleccionados, en comparación con un SSD SATA 2, que pueda dar hasta casi 300 MB de lectura y algo similar aunque siempre menor de escritura.

Entonces viendo estas comparativas, y pensando a esto sumarle los 8 GB de RAM, es que decido que la mejor opción es hacer este upgrade y no un upgrade completo de maquina, las razones mias son:

  1. Economía vs Performace: El costo es muy barato en comparación con hacer un recambio
  2. Un disco SSD aumente notoriamente la performance en todo lo que es acceso a disco (Boot, Swap, Abrir programas, etc)
  3. Podría dejando ambos discos doblar el espacio de la maquina
  4. 8 GB de RAM deberían solucionar mi problema de memoria al menos por dos años mas, de necesitar mas debería aprender a usar menos.

Mis motivos creo que son correctos(?), sobre todo el primero, por el bien del bolsillo. Lo que mas me duele es perder la lectora de DVD, pero realmente no la uso nunca, prefiero tener mi viejo HDD en ese sitio ya que el SDD es de 128 GB y tener lo que sean datos secundarios (Musica, fotos, videos) en ese disco y en el SDD el sistema operativo y los programas.

Decisión Final:

Aprovechando el Black Friday (Y mi cumpleaños) de este 23 de Noviembre me decido por un Mercury Electra de 120GB SATA II certificado para Mac:

 

 

 

 

 

 

 

http://eshop.macsales.com/item/Other%20World%20Computing/SSDEX3G120/

http://www.amazon.com/gp/product/B0058AH2US/ref=ox_sc_sfl_title_1?ie=UTF8&smid=AHZBVQMXH3MLJ

Y la memoria, 8 GB DDR 3

http://www.amazon.com/gp/product/B001PS9UKW/ref=ox_sc_sfl_title_3?ie=UTF8&smid=ATVPDKIKX0DER

El precio es muy bueno, tanto en el disco como en la memoria (Si estas en Uruguay no pagas un peso de impuestos al traer esto de USA), y es una buena opción para hacer un update en caso de notar un enlentecimiento en la maquina, y mas teniendo en cuenta que por menos de U$S 200 terminas teniendo una maquina mas rápida que las nuevas (Notese que me refiero a rapidez en acceso a disco, abrir programas, bootear y memoria, no CPU, eso es tema aparte y depende del uso que se le de)

Video de una Mac vieja booteando y abriendo suite Adobe mas rápido que una Air nueva: